El confinamiento del corazón

Aunque nos llenan el whatsapp y las demás redes sociales de infinidad de bromas (¡me encanta la creatividad de este país aún en tiempos difíciles!), la realidad es que vivimos una situación que cada vez es más complicada.