La espera de San José

Uno de los personajes más curiosos de este tiempo litúrgico de adviento es San José. Es un hombre tremendamente callado; ¡un prodigio histórico! Pero aunque el Evangelio no recoja ni una sola palabra de él, su silencio le ha caracterizado.