Subir a Jerusalén. Cuaresma 2021

Disfruto leyendo y orando con el mensaje del Papa para la Cuaresma. Siento que el Señor tiene algo que decir a mi vida de forma particular, una prueba más de que es una Palabra viva porque Aquel de quien se habla está vivo. Ya sabemos, claro, porque la Cuaresma es lo mismo siempre, un año tras otro, que este tiempo de desierto nos invita a la conversión del corazón, encarnándolo a través del ayuno, la oración y la limosna.