La tempestad calmada

Ya estamos con los trabalenguas. Si es que ¡cómo nos gusta marear la perdiz! Me gustaría saber quien ha tenido la brillante idea de llamar a este pasaje tempestad calmada[1]. Porque es casi como decir “chocolate salado” o “para cenar tenemos pizza con pan”. Y ya se sabe: pan con pan, comida de… Bueno, que el nombre se las trae.