¡Qué bella es mi familia, la Iglesia!

Ahora que nos acercamos a la celebración de Navidad y las familias se vuelven a reunir por tan gran motivo -la Encarnación de nuestro Salvador- yo quisiera hablar un poco de nuestra otra familia: la Iglesia. En varias ocasiones el documento del Concilio Vaticano II que trata sobre la Iglesia, Lumen Gentium, se refiere a la Iglesia como una familia, un término que le viene “como anillo al dedo”.