La familia es…

Una pequeña recopilación de textos del Concilio Vaticano II, los últimos Papas o los documentos pontificios últimos sobre la familia.

La familia es… “escuela del más rico humanismo. Para que pueda lograr la plenitud de su vida y misión se requieren un clima de benévola comunicación y unión de propósitos entre los cónyuges y una cuidadosa cooperación de los padres en la educación de los hijos” (Gaudium et Spes, 52).

La familia es… “Iglesia doméstica” (Lumen Gentium, 11; Apostolicam Actuositatem, 11).

La familia es… “la célula primera y vital de la sociedad” (Apostolicam Actuositatem, 11).

La familia es… “fundamento de la sociedad” y “cenáculo,una palestra auténtica de vida cristiana y religiosa, una comunidad de santificación recíproca de esposos e hijos” (Pablo VI, Peregrinación de la archidiócesis de Nápoles).

La familia es… “la expresión y la actuación concreta de tal misión fundamental [custodiar, revelar y comunicar el amor]. Es necesario por tanto penetrar más a fondo en la singular riqueza de la misión de la familia y sondear sus múltiples y unitarios contenidos” (Familiaris Consortio, 17).

La familia es… “el servicio a la vida, el realizar a lo largo de la historia la bendición original del Creador, transmitiendo en la generación la imagen divina de hombre a hombre” (Familiaris Consortio, 28).

La familia es… “la primera escuela de las virtudes sociales, que todas las sociedades necesitan” (Familiaris Consortio, 36).

La familia es… “la primera y fundamental escuela de socialidad; como comunidad de amor, encuentra en el don de sí misma la ley que la rige y hace crecer. El don de sí, que inspira el amor mutuo de los esposos, se pone como modelo y norma del don de sí que debe haber en las relaciones entre hermanos y hermanas, y entre las diversas generaciones que conviven en la familia” (Familiaris Consortio, 37).

La familia es… “la primera, pero no la única y exclusiva, comunidad educadora; la misma dimensión comunitaria, civil y eclesial del hombre exige y conduce a una acción más amplia y articulada, fruto de la colaboración ordenada de las diversas fuerzas educativas” (Familiaris Consortio, 40).

La familia es… “una sociedad que goza de un derecho propio y primordial y por tanto, en sus relaciones con la familia, están gravemente obligados a atenerse al principio de subsidiaridad” (Familiaris Consortio, 45).

La familia es… “el formar los hombres al amor y practicar el amor en toda relación humana con los demás, de tal modo que ella no se encierre en sí misma, sino que permanezca abierta a la comunidad, inspirándose en un sentido de justicia y de solicitud hacia los otros, consciente de la propia responsabilidad hacia toda la sociedad”(Familiaris Consortio, 64).

La familia es… “el lugar donde se encuentran diferentes generaciones y donde se ayudan mutuamente a crecer en sabiduría humana y a armonizar los derechos individuales con las demás exigencias de la vida social” (Carta de los Derechos de la Familia, preámbulo, F).

La familia es… “el primero y el más importante [camino de la Iglesia]” (Gratisimam Sane, 1).

La familia es… ” una comunidad de personas, para las cuales el propio modo de existir y vivir juntos es la comunión: communio personarum” (Gratisimam Sane, 7).

La familia es…”el ambiente en que el hombre puede vivir « por sí mismo » a través de la entrega sincera de sí”  (Gratisimam Sane, 11).

La familia es…”una institución social que no se puede ni se debe sustituir: es el santuario de la vida” (Gratisimam Sane, 11).

La familia es… “el centro y el corazón de la civilización del amor” (Gratisimam Sane, 13).

La familia es… “una comunidad de relaciones interpersonales particularmente intensas: entre esposos, entre padres e hijos, entre generaciones. Es una comunidad que ha de ser especialmente garantizada. Y Dios no encuentra garantía mejor que ésta: Honra” (Gratisimam Sane, 15).

La familia es… “sujeto más que otras instituciones sociales: lo es más que la nación, que el Estado, más que la sociedad y que las organizaciones internacionales. Estas sociedades, especialmente las naciones, gozan de subjetividad propia en la medida en que la reciben de las personas y de sus familias” (Gratisimam Sane, 15).

La familia es… “es la primera escuela del ser humano” (Gratisimam Sane, 15).

La familia es… “expresión y fuente de este amor; a través de ella pasa la corriente principal de la civilización del amor, que encuentra en la familia sus bases sociales” (Gratisimam Sane, 15).

La familia es… “una realidad social que no dispone de todos los medios necesarios para realizar sus propios fines, incluso en el campo de la instrucción y de la educación. El Estado está llamado entonces a intervenir en virtud del mencionado principio: allí donde la familia es autosuficiente, hay que dejarla actuar autónomamente” (Gratisimam Sane, 17).

La familia es… “donde se forman las piedras vivas del edificio espiritual, del que habla el apóstol Pedro (cf. 1 P 2, 5)” (Gratisimam Sane, 18).

La familia es… “el primer ambiente humano en el cual se forma el «hombre interior» del que habla el Apóstol. La consolidación de su fuerza es don del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo” (Gratisimam Sane, 23).

La familia es… “una luz. Es una luz, un faro, que debe iluminar el camino de la Iglesia y del mundo en el futuro, hacia el final de este milenio, y también después, mientras Dios permita que este mundo exista” (Juan Pablo II, Discurso en el I Encuentro Mundial de las Familias, Roma 1994).

La familia es… “la primera e insustituible educadora de la paz” (Benedicto XVI, Mensaje de la XLI Jornada Mundial de la Paz).

La familia es… “ciertamente una gracia de Dios, que deja traslucir lo que él mismo es: Amor. Un amor enteramente gratuito, que sustenta la fidelidad sin límites, aun en los momentos de dificultad o abatimiento” (Benedicto XVI, Ángelus del 28 de diciembre de 2008).

La familia es… “reflejo viviente [de la Trinidad]” (Amoris Laetitia, 11).

La familia es… “el lugar donde los padres se convierten en los primeros maestros de la fe para sus hijos” (Amoris Laetitia, 16).

La familia es… “un bien del cual la sociedad no puede prescindir, pero necesita ser protegida” (Amoris Laetitia, 44).

La familia es… “imagen de Dios” (Amoris Laetitia, 71).

La familia es… “el santuario de la vida, el lugar donde la vida es engendrada y cuidada, constituye una contradicción lacerante que se convierta en el lugar donde la vida es negada y destrozada” (Amoris Laetitia, 83).

La familia es… “un bien para la Iglesia. Custodiar este don sacramental del Señor corresponde no sólo a la familia individualmente sino a toda la comunidad cristiana” (Amoris Laetitia, 87).

La familia es… “un signo cristológico, porque manifiesta la cercanía de Dios que comparte la vida del ser humano uniéndose a él en la Encarnación, en la Cruz y en la Resurrección: cada cónyuge se hace «una sola carne» con el otro y se ofrece a sí mismo para compartirlo todo con él hasta el fin” (Amoris Laetitia, 161).

La familia es… “alegría que llena el corazón y la vida entera, porque en Cristo somos liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento” (Amoris Laetitia, 200).

La familia es… “la primera escuela de los valores humanos, en la que se aprende el buen uso de la libertad. Hay inclinaciones desarrolladas en la niñez, que impregnan la intimidad de una persona y permanecen toda la vida como una emotividad favorable hacia un valor o como un rechazo espontáneo de determinados comportamientos” (Amoris Laetitia, 274).

La familia es… “el ámbito de la socialización primaria, porque es el primer lugar donde se aprende a colocarse frente al otro, a escuchar, a compartir, a soportar, a respetar, a ayudar, a convivir” (Amoris Laetitia, 276).

La familia es… “el sujeto protagonista de una ecología integral, porque es el sujeto social primario, que contiene en su seno los dos principios-base de la civilización humana sobre la tierra: el principio de comunión y el principio de fecundidad” (Amoris Laetitia, 277).

La familia es… “animarse a ser parte del sueño de Dios, es animarse a soñar con él, es animarse a construir con él, es animarse a jugarse con él esta historia de construir un mundo donde nadie se sienta solo” (Amoris Laetitia, 321).

La familia es… “un «pastoreo» misericordioso. Cada uno, con cuidado, pinta y escribe en la vida del otro: «Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo” (Amoris Laetitia, 322).

La familia es… “una realidad celestial y confeccionada de una vez para siempre, sino que requiere una progresiva maduración de su capacidad de amar” (Amoris Laetitia, 325).

La Sagrada Familia es el comienzo de muchas otras familias santas (Gratisimam Sane, 23).

¡Suscríbete gratis a este blog!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.